Comprender el lento movimiento del turismo

Comprendre le mouvement slow tourisme

Fanático de viajar alrededor del mundo, ¿te gustaría saber más sobre la tendencia de los viajes lentos ?

Se le ofrece la oportunidad de participar en la vida local y conectarse más fácilmente con la población para sumergirse en la cultura y tradiciones del país.

El turismo slow no es sólo un fenómeno de moda, responde a este deseo de viajar de forma ética y eco-responsable. También es el deseo de recuperar el control del tiempo para reducir el estrés y disfrutar más intensamente de tus viajes a los confines del mundo.

El origen del movimiento de viajes lentos

Vivimos en un mundo donde todo avanza demasiado rápido.

La búsqueda del placer inmediato nos lleva a una carrera demencial de consumo. La meta ? Poseer cada vez más cosas... que acaban poseyéndonos a nosotros.

No tenemos tiempo para nada y, sin embargo, nuestro siglo es objeto de las mayores hazañas tecnológicas que el mundo haya conocido.

De esta observación nació el turismo slow .

El objetivo principal es ofrecer una alternativa lenta para viajar mientras te tomas tu tiempo.

Cuando estamos a punto de descubrir una nueva tierra, tendemos a querer verlo todo sin demora para no perdernos ninguna joya del país.

Con el viaje lento ocurre todo lo contrario.

Saboree en lugar de apresurarse. Sumérgete en la cultura en lugar de perseguir sitios turísticos.

El objetivo es no hacerte perder tu viaje. Al centrarnos en la lentitud nos permitimos una desconexión lejos del ajetreo de nuestra vida diaria.

¿Quién nunca ha soñado con hacer una pausa, tomarse un tiempo para uno mismo, para encontrarse y (re)descubrirse?

Esto es lo que ofrece esta original forma de explorar el mundo.

El turismo slow integra todo un movimiento de actitud slow. También hablaremos del slow food, que consiste en dejar de hacer de las comidas una obligación o un placer fugaz.

Se trata de reapropiarnos del proceso que se abre al aprendizaje y al intercambio.

Disfruta el momento presente en lugar de pensar en el próximo.

El concepto slow nos invita a contrarrestar los efectos nocivos de nuestro estilo de vida moderno donde el tiempo se ha convertido en un bien de consumo... como todo lo demás.

3 principios clave del turismo slow

  1. Reconectar con la naturaleza

Maltratada, contaminada, usada... la naturaleza ha sido muy poco considerada y ahora carga sobre nosotros las consecuencias de nuestra negligencia. Los viajeros no tienen nada que ver con eso.

Promover una movilidad más fluida y respetuosa con la belleza que ofrece la naturaleza es una opción que adoptan cada vez más viajeros en todo el mundo.

No se trata de dejar de explorar el planeta sino de hacerlo de otra manera.

  1. Vivir con sencillez

Si bien este principio podía resultar divertido o incluso motivo de burla hace unos años, la vida sencilla es una tendencia más relevante que nunca. La aparición de los viajes en furgoneta lo demuestra muy bien. Sigue una ruta no planificada para dejarte guiar por los acontecimientos del día.

Favorecer la emoción de un momento aislado del mundo más que la búsqueda continua de sensaciones.

Una carrera perdida porque las posibilidades que ofrece nuestra ruta son infinitas. Tomar conciencia de esto es el comienzo de una transición, o mejor, de una transformación real.

  1. Disfruta este momento

No se trata en modo alguno de hacer cualquier cosa y decirse a uno mismo que el mañana no existe. Es todo lo contrario. Dado que el mañana existe, ¿por qué agregar estrés a su vida diaria y amontonarse detrás de los autobuses turísticos para ver todos los sitios imperdibles?

Hacerlo sólo te dará una respuesta para tu ego.

Por supuesto que lo habrás hecho, pero no te habrás beneficiado de nada. Evoluciona más lentamente para dejarte atrapar por lo inesperado. Si todo está planificado, las posibilidades de encuentros y experiencias espontáneas son pocas.


Nuestros consejos para viajar despacio y disfrutar de cada momento

Un antídoto a los viajes organizados, donde la única recompensa de un recorrido en autobús a toda velocidad es poder marcar los lugares de moda en tu pequeña lista que definitivamente debes publicar en tu cuenta de Instagram. Los viajeros lentos repensan su itinerario para tener la oportunidad de comprender y abrirse a lo desconocido durante su viaje por carretera.

Pero en la práctica, ¿cómo hacer turismo slow?

La planificación le permite organizar mejor su viaje. Entonces será más fácil, una vez allí, persistir en lugar de ceder a todas las tentaciones turísticas y otras excursiones no planificadas. También podrás detectar mejor los lugares que no respetan tu decisión de hacer de esta aventura el punto de partida de una nueva forma de explorar el mundo.

Un consejo adicional para un slow travel exitoso es ir a un destino que ya conozcas muy bien. Sí, la emoción que genera el descubrimiento puede hacer olvidar muy rápidamente los compromisos asumidos un poco antes. Haberte instalado ya allí te obligará a buscar lugares concretos para favorecer la calidad por encima de la cantidad.

¿Cuál es el vínculo con el ecoturismo?

En el turismo slow encontramos la idea de volver a un ritmo de vida menos estresante pero también menos contaminante para el planeta.

El movimiento se acerca más a un concepto de viaje ético y ecológico.

Decir no al turismo de masas y avanzar hacia un diseño más solidario para reducir el impacto de nuestras acciones en el planeta y las poblaciones locales.

Las comunidades locales deben poder beneficiarse plenamente de las ganancias financieras extraordinarias que proporciona la industria del turismo. Por el contrario, no debe destruir los ecosistemas presentes en el lugar.

Los trotamundos se encuentran entonces en la primera línea de un cambio que comienza con los preparativos para la partida. Cada una de nuestras elecciones puede tener un impacto en el medio ambiente y en el país que se prepara para recibirnos durante nuestra estancia.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con un *

Este blog está moderado.